El Cercado, Santiago, N.L.

Los que se detienen a visitar el Cercado pueden probar deliciosa comida regional.
Redacción por: Cecilia Vázquez
Fotografía por: Martha I. Dávalos

 

Mucha gente pasa por la región camino a la Cola de Caballo o Laguna de Sánchez, sin embargo los que se detienen a visitar el Cercado pueden probar deliciosa comida regional y tan innovadora como la de la ciudad.

 

Wenceslao Cabrera es dueño de un pequeño restaurante en El Cercado, localidad de Santiago, Nuevo León. Originario de Villahermosa, Cabrera se desarrolló como ingeniero civil en Monterrey pero hace un par de años se retiró y abrió El Traspatio. Al principio, cuenta, la gente del municipio comenzó a visitar el lugar “a pesar de la inseguridad”, pero pasarían aproximadamente tres años antes de que los regios se aventuraran más allá de sus fronteras. “La gente de Monterrey no salía”, asegura Cabrera, “y la de Santiago, mucha se fue, había muchos secuestros… (pero) la gente comenzó a salir al sur. Ahorita estamos muy contentos porque muchos nos ubican. Escuchamos historias de gente de Apodaca, Santa Catarina, Escobedo, García, en la misma del Valle”.

 

El Traspatio cumplió seis años el mes pasado, en mayo. La casa original, en la calle Hidalgo, fue remodelada por el tabasqueño, quien utilizó materiales locales para la construcción y el inmueble, como piedra laja, carrizo, madera y cantera. A la entrada hay sólo una mesa interior. Enseguida está la cocina que da al pasillo, mismo que comunica con el patio. Éste da nombre al restaurante y es donde se encuentran el resto de las mesas. Hay un par de árboles en medio, decorados con foquitos, que brindan sombra en el día, y más plantas que tapizan las paredes. En lugar de techo se colocaron vigas con mallas traslúcidas que crean una fresca iluminación.

 

El día que lo visitamos, un viernes por la mañana, había una mesa ocupada por varias mujeres y una estación de música francesa. El chef Polo nos recibió y nos platicó el menú, ya que no hay carta escrita. Pedimos café, jugo de naranja y limonada, chilaquiles divorciados con salsa verde y roja, que llevan cilantro, cebolla, crema y pollo. También a la mesa llegan unos panes recién hechos y más salsa roja, que es la picante.

 

“Estamos reconocidos por los chilaquiles, mucha gente dice que son los más ricos, hay quien viene desde Monterrey por eso”, comenta Cabrera, “tenemos unos muy ricos de salsa de xoconostle, es a base de esa tuna y tiene chile chipotle seco. Asamos la tuna con jitomate, ajo, cebolla. Se prepara una salsa con chipotle seco, pero lo que es poquito diferente, es que se guisan los chilaquiles en aceite de coco, que le cambia el sabor a la tortilla. Luego se mezcla con la salsa de xoconostle y chipotle, y se sirve con trocitos de queso feta y cebolla morada”.

 

El chef Polo, quien nació en Colima, también es conocido por su receta de omelette con manzana y fresa. La manzana es salteada con cebolla morada y poca mantequilla, y el huevo se rellena con queso crema y la mezcla de frutas. Por las noches tienen una mezcla de cocina mexicana con italiana y francesa, y sirven crepas, salmón, pastas y cortes de carne. De martes a jueves abren desde las 7:00 pm y los fines de semana desde las 9:00 am.

 

Cabrera y el chef manejan el restaurante y para ser eficientes tienen pocos platillos. Se encargan personalmente de comprar los insumos, por lo que esperan que los clientes confíen en que la calidad de los alimentos se ve reflejada en el precio, y se olviden así de la carta. Los chilaquiles de ese día costaron 90 pesos, y por persona pagamos en promedio 120 pesos, incluyendo bebidas.

 

 

 

 

 

Distrito financiero
La ex hacienda El Cercado es una de las 60 localidades de Villa de Santiago. De acuerdo al sitio TV Santiago, de la artista y comunicóloga Dinorah Arizpe, en 1871 se fundó El Porvenir, “segunda fábrica de textiles en Nuevo León y la primera en contar con los servicios de luz eléctrica y teléfono en el estado… Fue una importante fuente de trabajo en la localidad y promotor del desarrollo demográfico y económico”. La fábrica, la cercanía al agua y la corta distancia con la ciudad fueron factores que propiciaron el desarrollo de la región, según el profesor Jesús Ramiro Leal, entrevistado por el mismo sitio. Aunado a esto, están también las casas de los trabajadores de la compañía de textiles que se convertirían en la pequeña área urbana.

 

“Todo mundo ubica a Santiago por el pueblo mágico”, opina Cabrera, “yo hago una broma y digo que es como una colonia, ahí solamente están los restaurantes, las casas. Pero el distrito financiero de Santiago es El Cercado. Tenemos seis bancos, ya con el que está en Soriana, la actividad económica, ferreterías, negocios”.

 

Este mismo ajetreo del ir y venir de personas provocó que El Traspatio abriera por la mañana sólo los fines de semana. Según Cabrera, de lunes a viernes no hay estacionamiento en las calles del centro porque mucha gente deja sus carros ahí y se van a trabajar a Monterrey, mientras que otros llegan al Cercado por diferentes motivos.

 

Una feria de empleo con varios stands se llevaba a cabo ese viernes en la plaza principal. El lugar tiene acceso a internet gratuito y su kiosko, realizado a principios del siglo 20 y posteriormente remodelado, ahora tiene en el centro una pequeña antena. Sin embargo, con todo y que la carretera se encuentra del otro lado de la plaza y con el llamativo monta cargas de la policía, bajo los enormes fresnos la gente pasea como en cualquier pueblo, algunos se quedan dormidos a medio día. Del supermercado sale reggaetón y pasan carros en todo momento, pero están también los vendedores de dulces y de sombreros, una pequeña paletería y la silenciosa iglesia.

 

Un hombre que fumaba con el uniforme de los tacos Isidro nos dijo que a esa hora, cerca de las 3:00 pm, quedaban ya sólo unos 10 ó 12 guisos en el local, por lo que optamos mejor por un snack en la famosa Helados Regia. Se ubica cerca del puente El Crucero II, esquina con Cola de Caballo y Juárez. Adentro está decorado completamente de madera, con unas 20 bancas con sus respectivas mesas, y maquinitas de juegos. El establecimiento es un oasis con su aire acondicionado en medio del verano. Aquí venden paletas de agua, crema y yogurt, nieves, papitas, esquimales y dulces. Es toda una tradición y raramente se ve vacío. Más recuperados del calor, probamos los tacos de las Carnitas Lalo, donde tienen barbacoa, tripita, molleja, pollo, morcón, asado de puerco, chile relleno, menudo, chicharrones y, como el nombre indica, carnitas. Se encuentran un poco más alejados de la plaza y ese día sólo hubo otro cliente que pidió comida para llevar. El servicio es rápido y cada taco cuesta 10 pesos.

 

 

Volvimos a la plaza, donde conocimos a Olaf Núñez, de los Hotchos Mano. El joven originario de la localidad nos contó que en esa esquina de Hidalgo y Manuel G. Rivera comenzó el ahora próspero negocio hace poco más de dos años. “Los dueños iniciaron solos en este mismo carrito”, dijo, “empezaron con la idea de vender jochos y compraron como 1,000 pesos de mercancía. Tuvieron gente y al pasar un año y medio compraron unas combies, como un food truck de los de Monterrey, son azules”. Núñez y sus hermanos trabajan en los hot dogs que son estilo Sonora y llevan 16 ingredientes: frijoles molidos con chorizo en manteca de puerco cien por ciento caseros, aderezo de la casa de chipotle y mayonesa, tocino deshidratado, papitas molidas, pepinillos, chiles jalapeños, cebolla asada con tocino dorado aparte y chiles toreados, entre otros. Van desde los 28 a 45 pesos, según el pan y la salchicha.

 

Dicho comercio es otro de los ejemplos del apodado distrito financiero. “Llaman la atención porque es como lo que está de moda en las comidas, los food trucks” continuó Núñez, “y sí se solicitan mucho en Monterrey. Ahorita están en Apodaca, en Cumbres, San Pedro, San Nicolás, Guadalupe, Zuazua. De un negocio tan pequeño se hizo algo muy grande en cuestión de fama y todo, sí fue una buena idea”.

 

 

 

 
Notas Relacionadas
  • La Escondida

    Por su cabrito horneado, gorditas de atropellado y las más de 15 salsas que tiene.
    Recomendaciones
    viernes 22 de septiembre 2017
    Desayuno
    Relax
    Nook
    Prueba los chilaquiles verdes o los waffles con un café especialidad.
    Comida
    Urbana
    Happy Dog
    Sandwiches, burritos, ensaladas, burgers, hotdogs y pizza y más.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •