05 de septiembre del 2017

Lo que no sabías del pastel ópera

Su historia, dónde encontrarlo en Monterrey y hasta una receta.
Redacción por: Verónica Orozco

 

A los regios nos llena de orgullo que Monterrey sea reconocida por sus muchos atributos como ciudad. Es por su constante esparcimiento de opciones gastronómicas, que Residente Restaurant Weekend busca posicionar a Nuevo León como estado culinario.

 

Gracias a dicho crecimiento aquí podemos encontrar platos y postres internacionales, uno de los cuales es el pastel ópera. Sabemos que éste proviene de la repostería francesa, pero lo que no se sabe es su historia original. Rondan muchas versiones, una cada vez más fantástica que la siguiente.

 

Por un lado, se dice que fue popularizado por Dalloyau, una casa de repostería francesa. Otra historia es la que cuenta el chef Gaston Lenôtre, quien clama haberlo inventado en 1960. Incluso se ha dicho que el postre tiene relación con la leyenda del fantasma de la ópera.

 

Sea cual fuere su origen o inventor, debemos agradecerle, pues es una delicia. Consiste en biscocho de almendra, jarabe de café, ganache de chocolate, crema de café y mantequilla.

 

En Nuevo León puedes encontrar algunas opciones de gastronomía francesa y de repostería. Una sugerencia es probar este pastel en Mille DélicesPara los que prefieren prepararla por su cuenta, les compartimos una sencilla receta.

 

Ingredientes

 

Para el pan de almendra:

3 huevos

85 gr de azúcar

50 gr de almendra molida

150 gr de harina

 

Para la crema de chocolate o ganache y también el glaseado superior:

200 ml de nata líquida (también conocida como crema para batir o crema de leche)

225 gr de chocolate negro y 55 mas para la cobertura

2 cucharadas de aceite

 

Para el jarabe de café:

100 ml de café

50 gr de azúcar

 

Para la crema de café o buttercream de café:

2 claras de huevo

225 gr de mantequilla

100 gr de azúcar y dos cucharadas más para las claras

1 cucharada del almíbar de café que preparamos antes

 

Receta

 

Para preparar el pan:

En un recipiente amplio bate dos yemas de huevo junto a otro huevo entero y 50 gr de azúcar, hasta que la mezcla blanquee un poco y esté cremosa y espumosa.

Suma la almendra molida y harina. Mezclamos bien, quedará una pasta bastante densa, como de galleta.

Montar las dos claras (a punto de nieve). A la mitad del proceso agregar dos cucharadas de azúcar y seguir batiendo hasta que estén bien firmes.

Añade con suavidad las claras a la pasta que se formó al principio y mezcla hasta tener una crema uniforme.

Extiende esta crema en una bandeja de horno plana, estirándola para que quede un rectángulo grande y fino.

Hornea (horno precalentado previamente) a 200º durante ocho minutos.

Espera que enfríe el bizcocho para cortarlo en tres partes iguales de forma rectangular.

 

Jarabe o almíbar de café:

En una olla a fuego medio coloca el café y azúcar.

Espera unos minutos hasta que se deshaga totalmente el azúcar, cocina por tres minutos más, aparta del fuego.

 

Crema o ganache de chocolate:

En otra olla a fuego medio o medio suave, calienta la nata líquida.

Añade el chocolate picado, y mezcla sin parar hasta que se deshaga totalmente y quede una crema homogénea. Luego aparta del fuego para que se temple.

 

Buttercream de café o crema de café:

Bate dos claras de huevo a punto de nieve. Antes, a la mitad del proceso, añade dos cucharadas de azúcar.

Agrega dos cucharadas de agua, los 100 gr de azúcar, la mantequilla, y una cuchara del almíbar de café que se preparó previamente. Bate bien hasta que se genere una crema.

 

Glaseado o cobertura de chocolate:

Calienta 55 gr. de chocolate negro en microondas para que se derrita. Recuerda que el truco es calentarlo 20 segundos y removerlo, volver a calentarlo otros 20 y así hasta que se vuelva totalmente líquido.

Añade dos cucharadas de aceite y mezcla.

Agrega ahora un tercio de la crema o ganache de chocolate que hemos preparado previamente, mezcla bien.

 

Montar el pastel:

Coloca uno de los tres rectángulos de bizcocho y humedece con el jarabe de forma que lo mojes todo.

Añade una capa de la buttercream o crema de café, alisa para que quede uniforme.

Tapa con otra capa de bizcocho el cuál también se deberá humedecer con jarabe.

Cubre con la crema o ganache de chocolate que tenemos (los dos tercios que sobran).

Coloca el tercer bizcocho el cual también deberás bañar con jarabe de café.

Pon una capa lisa de buttercream, y baña finalmente con el glaseado cobertura de chocolate alisándolo bien con una espátula para que nos quede una capa fina y uniforme.

Guarda en el refrigerador al menos dos horas, luego corta los bordes para que la estética sea la de la clásica tarta ópera. Recuerda que se presenta normalmente en forma de rectángulos.

 

 

@Vero_OrozcoM

Reproducido 106 veces.
 
Notas Relacionadas

Charly's Taquitos

Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
1
2
3
4
  • Destacados

  •