01 de octubre

Turn on the lights, Bobby

Es la luz en el restaurante la que da vida a las texturas, volúmenes y mobiliario.

Como sucede en la arquitectura y diseño de interiores, es la luz en el restaurante Bobby Good Burgers la que da vida a las texturas, volúmenes y mobiliario.

 

Lo primero que me explicó el gerente Efraín Ibarra fue que aquí se busca ofrecer la experiencia (la sensación) de estar comiendo hamburguesas por la tarde, en algún patio o jardín de casa, con su asador, el sol bajo y la compañía de amigos o familia. “Se les dio libertad total a los diseñadores”, respondió al preguntarle cómo se habían tomado las decisiones para la selección de materiales y acabados. Al escuchar la palabra “libertad” se nota que la indicación se tomó al pie de la letra por los arquitectos: las mesas, las sillas, los acabados y las luminarias son de múltiples estilos y apenas se repiten.

 

Es la luz la que da vida a las texturas, volúmenes y mobiliario. Con mala iluminación todos los efectos de los colores y formas se perderían en la penumbra. Al entrar al restaurante, los clientes son recibidos por una larga cuadrícula compuesta de bombillas amarillas de diez watts, y de inmediato, este elemento da al interior la sensación de calidez y bienvenida  – ésa que hemos experimentado algunas veces visitando un templo o ciertos museos, la luz tiene ese poder de crear matices… cuando se la sabe utilizar.

 

Más detalles componen la escena conforme uno avanza. Sobre la barra donde se colocan los platillos, hay tres lámparas con campanas en aluminio de superficie irregular. Detrás de la caja varios cortes transversales de troncos de madera sobre un fondo turquesa se iluminan con una luz blanca trasera. En la primera mesa, una luminaria de tubos galvanizados en forma de cruz con bombillas de color azul, rojo y amarillo. Otra de las mesas se alumbra por un foco antiguo, como de lámpara de gas, oxidada artesanalmente; entre otras tantas, todas en colores cálidos. Las luces le dan un acento particular a cada esquina, a cada rincón.

 

De igual forma los muros, pisos y techos se diversifican. Pueden verse paredes de concreto aparente, de madera, ladrillo, azulejo y hasta un muro verde con plantas de sombra. Los cielos se recubren por duela, vegetación falsa y plafón en color negro. El mobiliario tampoco se queda atrás, pues también se escapa de un orden fijo o regla. Lo anterior listado se combina y armoniza entre los aromas de los platillos y los sonidos de lo que pasa en del local.

 

Efraín, ¿y por qué todo diferente?, ¿no es más complicado el mantenimiento? “Lo es, pero para eso tenemos un buen equipo. Buscamos darle oportunidad a cada cliente de elegir según su personalidad o hasta del humor que traiga”. Dentro del aparente caos del interiorismo hay una intención, la cual, como mencionó su gerente, es la de permitir a los comensales elegir la mesa que prefieran, tomar la silla que más les atraiga… bajo la luz correcta, siempre.

 

Ya una vez sentada la familia, o la pareja, como si ellos hubiesen fabricado su propio lugar, llegará el menú, y de nuevo, la libertad: poder armar su cena con los ingredientes, aderezos y tipos de carne para hamburguesa que deseen. Eso es el espíritu de Bobby Good. – Juan Hinojosa

 

 

+ info
Cordillera de los Andes 619, San Nicolás
Lunes a domingo de 12:00 a 23:45 hrs.
Fb/ Bobby-Good-Burgers

 

 

 
Notas Relacionadas
  • Avenida 9

    Recomendamos definitivamente su increíblemente sabroso "Taco Gera".
    Recomendaciones
    martes 24 de octubre 2017
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •