01 de octubre

Humo y Sal

El hobbie de charcutería de Federico Barrera pasó a convertirse en un negocio artesanal.

La charcutería, también conocida como fiambrería, es un local especializado en producir y vender embutidos y fiambres, principalmente aquellos elaborados con carne de cerdo. Conlleva además la preparación de la carne para su conservación. En la ciudad se encuentra un lugar así, Humo y Sal, que nació gracias a la habilidad de Federico de hacer estos productos con carne de animales de caza, como venado y jabalí. Esta es una de tantos hobbies, pues también gusta de hacer pan y quesos.

 

“Mi papá es muy curioso y cuando íbamos a un lugar y había algo que le gustara siempre preguntaba cómo se preparaba”, recuerda Mariana Barrera, hija y socia de Federico. “También siempre buscó que le dieran retroalimentación”.

 

Ella y su hermano, Federico hijo, siguen a su padre en el negocio que planearon juntos en el 2012. Un año después se formalizó la empresa con la venta al público y ahora son cinco socios en el equipo. En un principio llegaron a tener alrededor de 50 productos en el taller. Con el paso del tiempo decidieron retirar algunos que casi no tenían venta, quedando solamente en línea 15 artículos. Venden carne seca, jerky, tocino, panceta, pastrami, lomo canadiense, jamón de pierna, mostazas, sal ahumada y miel de abeja, por mencionar algunos.

 

“Fue difícil al principio hacer que los clientes entendieran que el proceso es costoso porque no tiene ingredientes extras, no lo rebajamos, es artesanal. Sólo carne, especias y tiempo,” comparte Mariana, “(ellos) deciden adquirir la mercancía porque buscan mejor sabor y algo más natural. Hay ciertos productos que la gente duda en probar porque no los conoce, incluso el tocino, que es bastante común, no lo compraban porque en un principio se vendía entero y no rebanado”, asegura.

 

De los productos que más se venden son las mostazas, la salchicha jagerwurst y el lomo canadiense. Los precios de la mercancía van desde los $50 pesos hasta $145 pesos. El concepto de charcutería artesanal es poco común en la ciudad, por lo que la gente los adquiere como regalos para ocasiones especiales. Los meses de temporada alta para la familia Barrera son diciembre y junio, éste último por la celebración de Día del Padre.

 

Tal ha sido el éxito del negocio que ahora proveen a varios restaurantes de CDMX y algunos locales, como Bread, A’ri.na y The Little Wine Market, entre otros.

 

 

 

 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    jueves 14 de diciembre 2017
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •