Te de jengibre, ilustraciones por Anais Quintanilla
18 de septiembre

XXI. Infusión de jengibre

Ya se acerca esa temporada del año perfecta para una bebida rica y caliente.
Redacción por: Anais Quintanilla
Fotografía por:

Ilustraciones Anais Quintanilla

 

Ya casi empieza el otoño. Aunque en nuestra ciudad las temporadas se distinguen sólo por variaciones del calor, de repente empieza a llover y me doy cuenta de que ya se terminó el verano, o por lo menos la parte más dura del verano. Lo mejor de esta temporada es poder volver a disfrutar de sopas y caldos o una rica taza de té. En lo personal me encantan las sopas y el pozole, pero tengo que confesar que me despido de ellas cuando hace demasiado calor.

 

Durante los días más cálidos no se antoja mucho poner a hervir agua para luego tomar una bebida caliente, pero cuando empiezan las lluvias y baja la temperatura se empieza a sentir una atmósfera nostálgica y no hay nada mejor que prepararse un té o un cafecito para disfrutar de una lectura o viendo tu película favorita. También me pasa que cuando empieza a bajar la temperatura me siento más vulnerable y propensa a enfermarme, y cuando llueve y te mojas porque no traes paraguas, ni hablar.

 

Quiero creer que mis defensas están siempre fuertes pero de repente te empiezas a sentir mal y acabado y entonces empiezas a sospechar que estás a punto de enfermarte de gripa o algún virus anda rondando en la oficina y entonces sí hay que tomar precauciones. Cuando me pasa justo eso, que empiezo a sentir síntomas de resfriado, siempre opto por prepararme una infusión de manzanilla con jengibre. El jengibre es una raíz que se utiliza en muchos platillos de la comida asiática, tiene un sabor “picoso” bastante fuerte y es muy bueno para combatir los síntomas del resfriado.

 

Para preparar infusión de jengibre bien cargada necesitamos agua caliente, una bolsita de manzanilla (puede ser té verde o infusión de limón), rebanadas delgadas de jengibre, rebanadas de limón y miel de abeja. Hay que calentar el agua en una tetera, y cuando esté hirviendo, servir en una taza. Agregar la bolsita y dos o tres rebanadas de jengibre (es preferible que el jengibre esté fresco y que las rebanadas sean muy delgadas). Entre más rebanadas agregues, más cargada estará la bebida. Deja reposar unos cinco minutos hasta que se enfríe un poco y agrega unas rebanadas de limón y una o dos cucharitas de miel de abeja. Una vez listo, lo puedes tomar inmediatamente para que no se enfríe demasiado.

 

Puedes disfrutar de esta bebida cuando te sientas un poco resfriado, para fortalecer tu organismo o simplemente por que disfrutas el sabor del jengibre. Si te sientes muy mal o tienes fiebre es recomendable que consultes a un médico.

 

¡Saludos!

Anais

 

Te de jengibre, ilustraciones por Anais Quintanilla

 

Ingredientes

Bolsita de infusión de manzanilla
Rebanadas de jengibre fresco
Rebanadas de limón
Miel de abeja

Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • Avenida 9

    Recomendamos definitivamente su increíblemente sabroso "Taco Gera".
    Recomendaciones
    martes 24 de octubre 2017
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •