¿Quién pensaría que una salsa de fresas sería tan irresistible?
25 de mayo

XI. Salsa de Fresas

Puedes salvar tus frutas olvidadas con este rico postre, perfecto para enfrentar la ola de calor.
Redacción por: Anais Quintanilla
Fotografía por:

Los fines de semana son para disfrutarse, quedarse en casa redecorando esa esquina de lectura, que nunca termina de ser perfecta, o dando un paseo entre árboles. También es bonito preparar algo rico de comer y sentarse tranquilamente a disfrutar de ese platillo o hacer un pastel. Son tantas las cosas que se pueden hacer para distraerse un rato y olvidar la rutina.

 

A mí siempre me dan antojos y entonces me pongo a buscar recetas para preparar y me lanzo a comprar mi lista al súper. Justo la semana pasada estaba haciendo el desayuno y me acordé que había comprado unas fresas. Las había limpiado y cortado pero por alguna razón se quedaron en esa esquina del refri que nadie nunca ve y empezaban a ponerse feas. Me dio mucha tristeza tirarlas así que decidí improvisar un poco y hacer algo con ellas.

 

Las corté en rodajas pero no se veían muy apetecibles y al probarlas estaban muy ácidas. Pensé entonces en hacer una salsa de fresas. En los blogs de cocina siempre te recomiendan que hagas tus propias salsas de frutas porque son buenísimas y que las utilices en lugar de mermeladas para acompañar tus platillos. No se me había ocurrido hacer eso antes, siempre me gusta comer frutas frescas pero en esta ocasión decidí darle una oportunidad a la salsa puesto que mis fresas estaban a punto de morir.

 

En una pequeña cazuela puse a derretir dos cucharadas de mantequilla. La dejé derretirse aproximadamente unos dos o tres minutos y después agregué dos cucharadas de azúcar. Incorporé bien la mezcla y cuando empezó a burbujear, después de tres o cuatro minutos, agregué las fresas picadas. Es necesario estar moviéndolo constantemente con una cuchara de madera para que la mezcla no se pegue, y dejar hervir unos cuatro o cinco minutos. La verdad es que la fruta se desintegra rápido y en unos diez minutos tienes lista la salsa.

 

Puedes utilizar moras azules, frambuesas o fresas congeladas. Es una buena forma de recuperar esas frutas que parece que ya hay que tirar pero todavía tienen mucho qué ofrecer. Puedes utilizar tu salsa para acompañar hotcakes o french toast, batir un poco de crema y servir con helado, utilizarla como decoración para un pastel de vainilla o cualquier otro antojo que se te ocurra. Te recomiendo este topping dulce para consentirte este fin de semana.

 

¡Saludos!

 

Anais

 

Los ingredientes para una deliciosa salsa de fresas son pocos pero muy efectivos.

 

Ingredientes

2 cdas. de azúcar
2 cdas. de mantequilla
350 gr. de fresas
Nieve

 

Ilustraciones por Anais Quintanilla

Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • La Escondida

    Por su cabrito horneado, gorditas de atropellado y las más de 15 salsas que tiene.
    Recomendaciones
    viernes 22 de septiembre 2017
    Desayuno
    Relax
    Nook
    Prueba los chilaquiles verdes o los waffles con un café especialidad.
    Comida
    Urbana
    Happy Dog
    Sandwiches, burritos, ensaladas, burgers, hotdogs y pizza y más.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •