El curry es un antojo difícil de conseguir aquí, pero puede traer un cachito de Tailandia a Monterrey
18 de mayo

X. Curry Tai

Sueño con esos currys de colores y me angustia que no haya puestos aquí. Pero no todo está perdido.
Redacción por: Anais Quintanilla
Fotografía por:

¿Cuántos colores caben en un plato? ¿Y aromas? A veces uno se topa con maravillas y después, cuando no se encuentran cerca, la decepción — o mejor dicho, el antojo— es insoportable. En alguna ocasión, durante algún viaje me topé con un restaurante tailandés. Después de haber estado caminando horas, los especiales que estaban escritos en la pequeña pizarra de la entrada se veían muy tentadores. La comida se veía auténtica, los cocineros también y el sonido de las cazuelas y las cucharas era el de una cocina muy ocupada.

 

Había escuchado muchos comentarios positivos sobre esta cocina pero no había tenido la oportunidad de probar algún platillo en particular. Pero aquel día, al estar frente a ese pequeño puesto, todo tuvo sentido. Había un montón de personas sentadas en las cuatro mesitas afuera de la ventanilla. Hacía frío pero todos parecían disfrutar de sus sopas al fresco, me sorprendió que muchos restaurantes ya tuvieran su mobiliario de exterior al frente aunque yo todavía tenía que usar chamarra y bufanda. En fin, los europeos tienen un concepto de la primavera muy particular y muy frío.

 

El aroma que salía de la ventanilla era muy acogedor, y me confortaba saber que del otro lado me esperaba una comida caliente, ese era el mayor atractivo. Pedí una sopa de curry rojo con leche de coco. Tenía verduras, pollo, y un caldito cremoso y picoso que estaba delicioso. A veces sueño con esos currys tailandeses de colores y me da un poco de tristeza/angustia acordarme de que cerca de mi casa no hay ningún puestecillo de comida Tai para llevar.

 

Pero no todo está perdido y doy gracias a la vida que en algunos supermercados encuentras una gran variedad de productos asiáticos que te salvan la vida de vez en cuando. Si tienes antojo de una comida exótica te recomiendo que pruebes con esta receta para un curry tailandés. El ingrediente especial es la pasta de curry rojo. Generalmente lo puedes encontrar en unos pequeños botecitos como de 250 gr. y vienen en varios sabores.

 

Para empezar necesitas preparar tus ingredientes. Corta dos zanahorias en rodajas, un pimiento en juliana, unos seis cm. de puerro en rodajas y 150 gr. de brócoli. Necesitaremos una cucharada de ajo y jengibre picado y dos cucharadas de cebolla picada. También hay que tener a la mano aceite de ajonjolí, salsa de soya, la pasta de curry y dos latas de leche de coco. Es importante que utilices la leche de coco sin endulzar y tener cuidado de no confundirla con la crema de coco para bebidas (la que se utiliza para piña colada). Puedes hacer el curry con o sin pollo y acompañar con arroz de jazmín al vapor.

 

Para preparar el curry hay que freír el ajo, jengibre y cebolla en dos cucharadas de aceite de ajonjolí. Deja que se cocine de tres a cinco minutos para que el jengibre se suavice un poco, ten cuidado de no quemar la cebolla ni el ajo. Después agrega el puerro, la zanahoria, el pimiento y el brócoli y fríelos de tres a cinco minutos. Sazona con tres cucharadas de salsa de soya y agrega de dos a tres cucharadas de la pasta de curry. Utiliza el caldito de la salsa de soya para disolver la pasta de curry y después mézclalo bien con el resto de los vegetales. Fríe el pollo en otra sartén hasta que esté bien cocido y después incorpóralo en la cazuela con los vegetales. Agrega las dos latas de leche de coco y mezcla bien los ingredientes hasta que la sopa tenga un color anaranjado uniforme. Deja hervir unos cinco minutos.

 

Sirve un poco de la sopa en un tazón hondo. Decora con cilantro y cacahuate picado y acompaña con arroz jazmín al vapor. La combinación del arroz y el curry es mágica y deliciosa, perfecta para satisfacer esos antojos peculiares que a veces nos acechan. Este platillo es ideal para una comida ligera pero reconfortante, lo más cercano a viajar por el Pacífico sin tener que salir de casa.

 

¡Saludos!

 

Anais

 

El curry es un antojo difícil de conseguir aquí, pero puede traer un cachito de Tailandia a Monterrey

 

Ingredientes
1 cda. gengibre picado
1 cda. ajo picado
2 cdas. cebolla picada
2 zanahorias
1 pimiento rojo
6 cm. de puerro en rodajas
150 gr. brócoli
Aceite de ajonjolí
Salsa de soya
100 gr. de pasta de curry rojo
2 latas de leche de coco
250 gr. de pollo
Cilantro al gusto
Cacahuate picado al gusto

Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    martes 21 de noviembre 2017
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •