22 de septiembre

#RutaMaridaje

Nos vemos en un restaurante, comemos, bebemos y luego un camioncito se encarga del traslado.
Redacción por: Ana Lorena Amaya
Fotografía por:

¿Quién no ha oído hablar de la famosa ruta del vino en Ensenada? Desgraciadamente estamos muy lejos de los paradisíacos escenarios que la “Baja” tiene para este propósito. Sin embargo alguien tuvo la grandiosa idea de hacer una adaptación de esta dinámica en nuestra ciudad.

 

La ruta de los borrachos, digo la Ruta Maridaje, es organizada por un godín/sommelier que solía trabajar para una famosa bodega vinícola en Parras. La necesidad que comparte con todos nosotros por perseguir la chuleta diaria lo ha hecho tener que dejarse caer sobre el sistema para trabajar todos los días en una oficina. Sin embargo, este paladín de la borrachera y la comida vive con la constante necesidad de sacar su espíritu libre que descansa a diario debajo de una camisa y una corbata.

 

 

Es por eso que Gil Vega una vez al mes se da a la tarea de buscar a chefs, restauranteros y bodegas vinícolas locales, para crear esta hermosa ruta donde la comida y el vino se reúnen en perfecta comunión para deleitar a sus asistentes.

 

La dinámica es la siguiente: nos vemos todos en un restaurante, comemos, bebemos, y como aquí todos somos muy responsables, un camioncito se encarga de trasladarnos de un lugar a otro para cambiar de estilos y sabores varias veces en la noche.

 

En esta ocasión nos vimos en El Agasajo de la Plaza Sienna en Fundadores. Para mí fue muy difícil tratar de comer mariscos con algo que no sea una cerveza, con clamato o en michelada, pero siempre una cerveza. Abrimos con unos montaditos de atún y tacos de pulpo en tortilla de maíz con huitlacoche, acompañado de los deliciosos vinos blancos de Viña los Vascos. Después del choque cultural que tuve, debo confesar que me gustó cómo se juntan en la lengua el sabor a minerales y la ligera efervescencia con la acidez del limón que acompañaba los platillos que sirvieron.

 

 

De ahí nos transportamos al Modenese de Plaza Lúa. Nos presentaron al chef Luca, quien nos recibió más que alegre y nos contó un poco de su historia. Modenese recibe su nombre porque el chef es de la ciudad de Módena, Italia. Llegó a México, no solo, sino con nada más y nada menos que su mamá, quien hace toda la pasta que se consume en el lugar. Así que ten por seguro que cada que comas ahí, la pasta está recién hechecita por las angelicales manos de la “abuela Modenesa”.

 

 

Empezamos bien. Primero probamos la lasaña, acompañada de un vinito Crianza de la Bodega Beronia. Lo que dijo el chef, “No es nada más que la típica lasaña de Modena. Así que si no les gusta ésta, realmente no les gusta la lasaña”. Y pues, sí me gustó. Me gustó mucho.

 

De ahí la reserva de Beronia. Es cuando te das cuenta que aunque no sepas nada de vinos, los buenos vinos sí saben más ricos. Lo acompañamos con tortelloni rellenos de queso ricota. Creo que hasta ese momento empecé a entender realmente lo que es el maridaje. El sabor fuerte del queso se mezcla divinamente con el sabor a madera y especias del vino. Es una fiesta en tu boca. Todo estuvo delicioso.

 

Pero esto todavía no acaba. Camión otra vez y nos vamos a La Escondida, donde sacaron la Gran Reserva de Beronia. Lo acompañaron con un filete con salsa de pimienta y salsa de frambuesa. No tengo nada qué decir, la salsa estaba increíble, el puré de papá estaba increíble, la mezcla con la carne fue genial y el vino nomás no tenía madre.

 

 

Finalmente, el postre. Flan de coco tostado con nieve de vainilla y Dalmore 12 años. Aunque no soy muy fan de los whiskeys y del bourbon, lo probé. Lo interesante es que explican cómo tomarlo para poder disfrutar. Primero un pequeño sorbito, lo pasas por toda tu boca, para que se vaya acostumbrando al sabor, después ahora sí el trago de verdad. Así como el tequila con limón, le das un sorbito y luego comes un poco de postre. Le batallé, pero lo logré.

 

 

Mi conclusión es que hay que agradecer a personas como Gilberto que cada día se ponen más creativas y se entregan a su pasión por crear experiencias completas y diferentes para disfrutar nuestra ciudad. Búsquenlo en Facebook como Ruta Maridaje. No es la manera más barata de pasar un martes, pero todo el aprendizaje, la experiencia de conocer nuevas personas, nuevas comidas, nuevas bebidas, realmente vale la pena.

 

 

Fotos cortesía #RutaMaridaje

 

 

Contacto
@analorenaamaya
Hungry Hungry Lorax

 

 

Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • Avenida 9

    Recomendamos definitivamente su increíblemente sabroso "Taco Gera".
    Recomendaciones
    martes 24 de octubre 2017
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •