23 de marzo

II. Merengues

Este platillo es especial para mí. Fui niñera más de un año, y les encantaba el pavlova con fresas.
Redacción por: Anais Quintanilla
Fotografía por:

El fin de semana anduve paseando por La Condesa. Para los que conocen la Ciudad de México sabrán que es el mejor lugar para encontrar cualquier tipo de comida nacional e internacional y satisfacer todo tipo de antojo. No andaba buscando nada en particular, acababa de comer unos buenos tacos y mis amigos se habían quedado con ganas de un postrecito. ¿Quién puede quedar satisfecho después de comer sin la parte esencial?

 

Caminamos un rato, disfrutando del día cálido bajo la sombra de los árboles altísimos. Un montón de jacarandas empezaban a dejar caer sus florecitas moradas y todas las calles estaban rociadas de pétalos. Se sentía como un buen día de primavera. Al llegar a una esquina nos topamos con una panadería, que me comentaron era excelente y me sugirieron probar las conchas. Todo se veía muy rico y estuve tentada a llevarme todos los panes del mostrador pero había que elegir. Me decidí por tres conchitas, un pastelito de manjar y un peine de hojaldre relleno de zarzamora y nueces. Todo estaba muy bueno.

 

Me gustó en particular el peine de zarzamora, el hojaldre estaba crujiente y la mermelada no demasiado dulce. Las conchitas también me gustaron, son mi pan favorito así que no había forma de equivocarse. Tenían un ligero sabor a pan del sur y me recordaron el de Veracruz, pan de horno de leña. El pastelito de manjar parecía un merengue, cubierto de azúcar glass. Los merengues son especiales para mí por que me recuerdan a Lukas y Linnea. Fui su niñera más de un año y les encantaba que les hiciera pavlova con fresas, tal vez por esa razón escogí ese pastelito.

 

La primera vez que Lisa, su mamá, me pidió hacer un pastel me sugirió esa receta: pavlova con fruta. Era justamente para la primera cena de pascua que celebraríamos juntos. Nunca lo había preparado antes pero sí había visto a mi mamá hacer betún con claras de huevo y pensé que no sería muy difícil hacer la base de merengue. Busqué una receta y encontré una que llevaba fruta de la pasión (maracuyá), se veía muy bien en la foto.

 

El día de la cena me levanté temprano para hacer el pastel. Hacer merengue no es complicado pero sí hay que seguir los pasos y batir bien para que la mezcla quede esponjosa. Comencé por batir las claras y agregar el azúcar pero por alguna razón el merengue quedó un poco aguado. Empecé a entrar en pánico, pero no había tiempo para componer mi error, tenía exactamente cuatro horas para terminar pues al medio día había que salir para llegar a la reunión con amigos. Continué batiendo y agregando azúcar hasta que alcancé una textura más o menos decente. Tenía recuerdos de mi mamá volteando el recipiente con el merengue para ver si estaba listo. Mi merengue se deslizaba despacio pero no hubiera sido posible voltearlo de cabeza por completo.

 

Decidí proseguir. Puse papel encerado en una charola y vacié la mezcla, se mantenía mas o menos en forma de montañita. Lo metí al horno mientras limpiaba la cocina y batía la crema. Después de media hora el merengue comenzó a esponjarse, sentí un poco de tranquilidad y alivio. Empezaba a parecerse al de la foto. Lo dejé una hora a 200ºC y después lo saqué para que se enfriara. Se veía hermoso, como un merengue gigante, crujiente por fuera y con pequeñas grietas alrededor. Lo dejé un rato enfriando y después vacié la crema batida encima, lo decoré con fruta de la pasión. Guardé el pastel en el refrigerador y fui a prepararme para la salida. Cuando los niños lo vieron se les iluminó la cara, pero habría que esperar varias horas para comerlo pues la cena empezaría hasta más tarde.

 

Finalmente llegó el ansiado momento del postre y se repartió el pastel. Yo estaba un poco nerviosa porque no sabía qué esperar pero tomé el pedazo que me sirvieron. Al probarlo me sorprendí, el merengue estaba crujiente por fuera y suave por dentro, como un bombón. La crema agregaba un poco de textura y la acidez de la fruta era perfecta. Los niños se lo comieron rapidísimo y pidieron una segunda porción y luego una tercera. Desafortunadamente el pastel no es infinito, y se terminó muy rápido. Todos los invitados lo disfrutaron y acordaron que había estado muy bueno, y yo más que nadie estaba feliz pues había resultado mejor de lo esperado. A partir de esa ocasión se convirtió en mi especialidad y en el pastel oficial para fiestas de cumpleaños y reuniones.

 

La pavlova se puede acompañar de cualquier fruta: fresas, moras azules, frambuesas, mango, granada o kiwi. Es el postre perfecto para la primavera pues es ligero y fresco, además prepararlo no es tan complicado y el resultado siempre es mejor de lo que esperas. Lo recomiendo ampliamente para los días cálidos de primavera y verano.

 

¡Feliz inicio de primavera!

 

Anais Quintanilla

 

Un merengue puede ser el final perfecto para tu velada.

 

· 4 claras de huevo
· 1 y 1/4 tazas de azúcar
· 1 cdta. vinagre blanco
· 2 cdtas. fécula de maíz

 

Decoración
250 ml. crema para batir
300 gr. fresas partidas a la mitad (fruta)

 

Instrucciones

· Agregar claras, y vinagre y batir hasta que esponjen. Agregar la fécula de maíz y el azúcar por partes y seguir batiendo hasta que se formen picos.
· Vaciar sobre una charola con papel para hornear formando un círculo. Hornear durante una hora a 200ºC.
· Sacar y dejar enfriar.
· Decorar la base de merengue con la crema batida y fruta.


Ilustraciones: Anais Quintanilla

Reproducido 24 veces.
Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    domingo 18 de febrero 2018
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •