08 de noviembre

Hattori, el nuevo lugar en Vasconcelos

Hattori es cocina glam, coctelería experimental e izakaya, bar en japonés.
Redacción por: Balbina Reyes
Fotografía por:

Foto Facebook

 

Se tardaron casi un año en conseguir la propiedad, pero la espera valió la pena. Con dos semanas de haber abierto, Hattori Hanzo es el nuevo centro de atención. Localizado estratégicamente en Vasconcelos y con una fachada que transporta a la ciudad de Tokio, el restaurante despierta curiosidad y las ganas de entrar a conocerlo.

 

Desde hace tiempo ya veía algo nuevo cosechándose en la avenida, porque vivo muy cerca y la recorro a diario, pero no le había dado mucha importancia hasta que vi el proyecto terminado e iluminado de noche ¡Es japonés! Es más, parece el set de una escena de “Kill Bill”.

 

Mi velada perfecta es en un restaurante tipo vampiro, ese lugar que después de haber cenado rico, y que conforme va transcurriendo la noche, con clase se transforma en un espacio ambientado, con buena música, iluminación atrevida y buena coctelería. Me gusta esto porque, junto con la metamorfosis del lugar, comienza a salir esa diosa interna que todos tenemos dentro.

 

Hattori es cocina glam, cocktelería experimental e izakaya, bar en japonés. A partir de las once de la noche la ambientación del lugar cambia, invitando a la gente a soltarse, pedir drinks y entrar en ambiente. Las luces cambian de colores y la música, una compilación muy chida mezclada por Turista Universal, sube de volumen.

 

Además del mural 3D en la pared, que replica uno de Tokio, lo que noté en primera instancia al entrar fue un gran grupo de japoneses cenando – ya me habían platicado que han estado llegando a hanguear aquí. Felicidades Hattori, significa que algo deben de estar haciendo muy bien, pues la clientela japonesa suele ser exigente.

 

Detrás del proyecto está el mismo equipo del Dylan, restaurante bar que estuvo abierto tres años. La gente iba por la finger food, música en vivo y por la barbecue de los domingos. Ésta se cocinaba con un asador enorme y fue apodado por la raza con cariño como “Big mama”.

 

“Cerramos porque íbamos a abrir un lugar relativamente cerca, en la misma calle y con dimensiones bastante similares” , me platicó Panchito, socio encargado de la cocina, “lo único que en realidad cambiaba era la temática y el giro de la cocina”.

 

También nos hizo algunas sugerencias del menú. “Yo recomiendo que pidan pescados, vienen frescos, nuestro atún es de Ensenada y el salmón llega de Canadá. Es difícil y hacemos un esfuerzo enorme para tener pescados frescos, es complicado”, comentó.

 

La cocina de Hattori se divide en tres partes. La primera es la fría, que son los sashimis, rollos y pescados. La segunda es una variedad de arroces y la tercera es la robata, que son bites japoneses y otros tropicalizados, como verduras, porkbelly y brochetas al grill.

 

El asador que se trajo directamente de Japón es pequeñito, mide el equivalente a cuatro cajas de zapatos y tiene una piedra refractaria, entonces la cocción es despacio y los sabores se concentran de una manera muy especial. Es por esto que algo tan simple como el brócoli me supo verdaderamente gourmet, está delicioso.

 

Lo que probé

 

La entrada consistió en un par de piezas niggiri, dos de salmón y otras dos de toro. Así como me lo habían presumido, los pescados se derriten en la boca, excelentes cortes.

 

Después llegó una robata de brócoli con almendras y mayo de ajo. Éste fue mi platillo favorito. Me sorprendió cómo un simple vegetal me pudo emocionar tanto, el sabor es rústico, condimentado a la perfección, y la mayonesa cremosita lleva todo a otro nivel.

 

El yakimeshi de rib eye es súper original, había probado arroz con carne pero nunca con carne premium, es un must.

 

Las estrellas de la noche fueron dos rollos, un spicy tuna y un crispy salmon. El primero es mas sencillo, como suelo preferirlos: arroz, verduras y atún, mientras que el segundo está más mono, chunky y atascado, como lo que pido cuando muero de hambre.

 

Acompañé la cena con dos tipos de drinks, un vodka sake con romero, muy fresco, y un gin de frutos rojos, que asimila la textura y sabor de un tradicional sorbet, pero con alcohol, más divertido.

 

Continuando el goloseo, el postre fue un ringo roll, crepas con relleno de manzana y fresas arriba. La porción es más que suficiente como para compartir.

 

La cocina autentica japonesa es exquisita, llena de deliciosas tradiciones, fresca y saludable. Aunque en la ciudad ya existen restaurantes que la ofrecen, sigue siendo relativamente escasa y es por esto que, además de ser un lujo, también es una experiencia cultural. Hattori abre a las seis de la tarde de lunes a sábado. Vayan a probar, se los recomiendo.

 

¡See ya round’!

 

Reproducido 862 veces.
Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    viernes 19 de enero 2018
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •