20 de octubre

Gypsy

En la terraza del Maverick hay una sorpresa esperando a ser descubierta. Yo ya sé qué es, ¿y tú?
Redacción por: Balbina Reyes
Fotografía por:

FOTOS Mariana Cerrillo

 

Prendo un incienso, una vela y algo de música ambiental, me pongo a respirar profundo para desconectarme de todo y con profundidad observar mi interior. Una persona mística sabe que aquí es en donde habitan sus verdades y la creatividad. No hay mejor regalo que encontrar revelaciones sobre tu propio ser. Este es mi pequeño ritual.

 

Hablando de revelaciones místicas, estaba en Maverick hace como dos meses en un miércoles de jazz. Tomaba un gin tonic cuando de repente noté la palabra “Gypsy” en una puerta al fondo del bar.

 

Completamente atraída, me terminé la bebida para dirigirme a explorar. Entré por la puerta que estaba semi abierta, subí unas escaleras que me condujeron a una azotea y ¡ta rá!, había encontrado un rinconcito completamente mágico y nuevo.

 

No lo pensé dos veces y decidí quedarme para probar por lo menos una bebida. Pedí el Hechizo. ¿Conoces ese olor muy específico que tienen los libros antiguos? Es de mis olores favoritos. Pues a eso me supo el drink. Si Hogwarts tuviera un bar, sería ese. Fascinada con la experiencia me propuse regresar.

 

 

¿Qué es Gypsy?

 

Gypsy es un restaurante bar que está situado en la terraza de Maverick, y aunque los dos establecimientos son primos hermanos, las propuestas son completamente diferentes. Mientras el primero se concentra en coctelería, y por supuesto, música en vivo, el segundo tiene un concepto enfocado más a la gastronomía.

 

Es un lugar dedicado a promover la cultura del fine drinking, de alta y baja graduación. La comida es una fusión muy original entre mediterránea y mexicana. También cuentan con formatos para compartir, por lo que es ideal para ir a convivir con grupos de amigos.

 

Básicamente puedes comer rico y tomar con conocimiento, pero de manera casual, sin pegarle al mame”, me platicó Pollo Romo, socio y master mind del marketing.

 

También me comentó que la creación del menú de comida y coctelería está basada en la colaboración de un line up de gente joven. “Queremos acreditar a quienes colaboran y trabajan la barra y la cocina, son muy talentosos”.

 

Algo que me parece genial, y que va con el misticismo del lugar, es que no ha sido promovido para que la gente lo descubra de una manera muy orgánica, como lo hice yo.

 

Así como me lo había propuesto después de la experiencia con el drink harrypotteresco, regresé a Gypsy este miércoles. Como había comido bastante ligero esa tarde, por la noche ya tenia un hambre feroz. Compartimos tres platillos entre dos personas y fue más que suficiente para quedar satisfechos.

 

 

¿Qué probé?

 

Hummus

Está súper cremoso y tiene unos trocitos de tomate deshidratado bañados en su aceite, que le da un toque umami – dulce, ácido, amargo y salado, todo a la vez. Viene acompañado de pita crujiente recién horneado.

 

Costillas de res

La carne es en una reducción de Avión de Juguette (vino tinto), es muy suave, se desmorona al contacto con el tenedor, está salteada en quínoa y viene con puré de camote a un lado. El camote le da un toquesito dulce inesperado.

 

Hoja santa y pato

Las hojas contienen un relleno de pato con frutos secos y un toque de jocoque. El sabor de la carne de pato es fuerte, casi amarga, por lo que me hubiera gustado disfrutarla con una copita de vino tinto, para oponer la sanación grasa en el paladar.

 

Drinks

De entrada me tomé un Pisco – limón, clara de huevo y chartreuse amarillo de alta graduación. Le siguió un Hemingway daiquiri preparado con ron diplomático, para después abrirle paso a un Drunken Bird – ginebra, vermouth blanco y shrub de piña con limón. Para cerrar con broche de oro, mi postre fue un Aperol Spritz de naranja amarga, ruibarbo, y gentiana. Fue mi favorito, porque además de ser muy fresco, la porción es generosa.

 

Gypsy me encantó, el concepto es mágico, misterioso y original. La comida está muy rica y hay una variedad de bebidas interesantes. Recomiendo ir con un date o con un grupo de amigos para conversar, probar cosas nuevas y pasarla suave. Todos los sábados, de 18:00 a 22:00 horas hay aperitivos y munchies cortesía de la casa. Habrá que darnos la vuelta para ver qué onda.

 

¡See ya’ round!

Local Bal

 

Reproducido 232 veces.
Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    domingo 18 de febrero 2018
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •