25 de noviembre

El gran café de Veracruz

Gran Café de la Parroquia y Coatepec.
Redacción por: Ana Lorena Amaya
Fotografía por:

Fotos Ana Lorena Amaya

 

 

No estoy segura, pero creo que no hay otro lugar en el mundo donde puedas tomar el café como se toma en Veracruz. Por más sofisticado que quieran hacerlo ver los europeos y los godínez de clase alta, para los veracruzanos el buen café es una cosa de todos los días.

 

Cuando planeaba este viaje a la costa del Golfo, no tenía idea que terminaría hablando de café. La cosa es que hay tanto por allá, y tanto conocimiento respecto a él, que no hubo de otra.

 

Primero volamos al puerto y nos mandaron directo al Gran Café de la Parroquia, que trabaja desde más de hace 200 años. Dicen que por ahí se cotorreaban Agustín Lara y el tal don Porfirio Díaz.

 

Total, es un restaurante muy mono color blanco con verde navidad de mosaiquitos, desayunos tradicionales, huevitos en mil presentaciones y chilaquiles de todos tipos. La estrella es por supuesto el café. Lo llaman lechero: te traen un vaso con espresso muy concentrado, que extrañamente está frío, luego se aparece en un acto muy pomposo el barista con su jarra de leche ardiente, que deja caer en un chorro largo sobre el vaso. Para acompañarlo, la famosa bomba con frijoles, que trae lo mejor de dos mundos porque son molletes, nada más y nada menos, que en pan de concha; suena raro, pero sabe muy bien. El pan es más bien mantequilloso y lo dulce del topping le da un toque único a la combinación de frijoles negros con quesito, y si lo llevas más allá, un poco de salsita.

 

 

 

 

De ahí nos fuimos a Coatepec, un pueblito que está a poco más de una hora del puerto. Nos hospedamos en un hotel muy bonito, El Mesón del Alférez. En el cuarto había una bolsita de plástico transparente con café y pues pusimos la cafetera. Normalmente tomo el café con un chorrito de leche pero no había así que negro fue. Cuando lo probé me fui de espaldas. De verdad nunca había probado un café tan delicioso.

 

Resulta que en los noventas Coatepec fue la capital del café a nivel mundial. Aprendí que en México se producen plantas de arábica y robusta y que la chida es la primera. Las plantas deben de crecer bajo la sombra de otros árboles y en tierras por arriba de los 900 metros sobre el nivel del mar.

 

 

 

Desgraciadamente hace algunos años llegó una plaga apocalíptica que terminó con el 70 por ciento de la producción de fruta de café arábico en el país y que sólo afecta a esta variedad. Agrónomos especializados han tratado de terminar con ella, pero ha sido imposible. Ahora lo que intentan es hacer un híbrido de ambos tipos de plantas para lograr el sabor de la arábica con la resilencia de la robusta frente a las plagas demoledoras.

 

El que probamos fue del Café-tal, que además de tener venta en grano y molido, tiene un pequeño museo del café en el pueblo, donde puedes ver las plantas y conocer el proceso de cómo se hace y se hacía esta bebida en el pueblo desde sus inicios.

 

Seguimos de tour por la Sierra en los días siguientes. Pronto les contaré que más encontré por mi paso en Veracruz.

 

 

 

 

 

Contacto
@analorenaamaya
Hungry Hungry Lorax

 

 

Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    jueves 14 de diciembre 2017
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •