Caldo de frijoles
12 de junio

Antojos que curan

No recuerdo qué celebramos esa noche, sólo las consecuencias.
Redacción por: Caro V.
Fotografía por:

 

El día siguiente, mi cabeza parecía decidida a dividirse en dos partes, pero no lo logró.

 

Todo mi cuerpo me gritaba en protesta tras el más mínimo movimiento.

 

Sí, viví mi primera cruda.

 

No hice nada fuera de lo normal en la fiesta, entonces no entendía porqué mi cuerpo me estaba castigando de esa manera.

 

“Ya no tienes 20 años”, me dijeron mis amigos, en lugar de decirme qué hacer para sentirme mejor.

 

Estuve en agonía pura toda la mañana, hasta que me entró un antojo desde lo más profundo de mi cuerpo.

 

“Necesito caldo de frijol”, le dije a mi hermana. “¿Sabes si hay?”.

 

“Hay un bote de nieve en el refrigerador”, me contestó.

 

Recé por primera vez en mi vida que lo que hubiera debajo de esa tapa verde limón no fuera helado de vainilla.

 

Bajé a la cocina lo más rápido que pude sin alebrestar mis malestares, mientras mi gato se me quedaba viendo como si yo fuera una presa más.

 

Llegué al congelador, y abrí con esperanza el bote para encontrar exactamente lo que buscaba.

 

Frijoles cocidos.

 

Me apresuré a descongelarlos y me tomé casi todo el caldo que soltaron.

 

Entre más ingería de ese cálido líquido mejor me sentía: mis músculos se relajaban y mi cabeza se tranquilizaba.

 

Después de una hora y un par de aspirinas, ya casi me sentía como nueva.

 

Ese día mi cuerpo me dijo exactamente qué hacer para sentirme mejor, y lo agradezco muchísimo.

Y claro, después de enfrentarme a la cruda realidad, aprendí que no puedo volver a salir de fiesta sin antes hervir una gran olla de frijoles.

 

 

 

Contacto

@carovl

cvaldes.loyola@gmail.com

Reproducido 141 veces.
Las opiniones que aparecen en esta columna son responsabilidad del autor y no necesariamente las de este medio.
 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    domingo 18 de febrero 2018
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •