01 de octubre del 2017

Para no perder el equilibrio en la cena

Ideas que pueden servirte para cenar sano y ligero en ese momento de mayor debilidad.
Redacción por: Sandra Estrada

Generalmente con lo que más batalla la gente que viene a mis coachings es con las cenas.  Te levantas con muchas ganas de “portarte bien” y haces ejercicio, desayunas ligero y sano, comes algo de proteína animal junto a una ensalada y otros vegetales. Sin embargo en la tarde te empieza a entrar el ansia por un snack o algo dulce, a veces aguantas y otras veces sucumbes al antojo.

 

Pero lo que es seguro es que empiezas a imaginarte la cena, que es cuando ya quieres tirar la toalla, ya estás cansado, ya quieres relajarte, quizá tomarte un drink, quizá botanear un poquito de esto y de aquello, quizá pedir a domicilio, no esforzarte en cocinar…

 

Por la razón que sea. Algunos porque de tanto privarse todo el día de calorías y de los alimentos que les gustan, acumulan el hambre y agotan su fuerza de voluntad, pero es la cena el momento de más debilidad, donde comúnmente me piden más sugerencias y tips para poder seguir comiendo sano.

 

Estos son dos ejemplos de cenas que además de incluir mucho nutriente vegetal que es de lo que más estamos deficientes, no llevan proteína animal, dando por sentado que lo más probable es que ya la consumiste en la comida y no es necesario comer tanto en el día.  Así la cena también se hace más ligera y fácil de digerir.

 

 

Pan de germinados con espinacas, champiñones y tahini

– 1 pan de germinados estilo Ezequiel (o Central Market Organics que es el que uso yo), o también puede ser un pan de masa madre de Bread Panaderos, de Pan Benell o un pan negro de centeno.

 

– Un puñado de espinacas.

 

– Media caja de champiñones guisados en aceite de olive, salsa de soya y una pizca de chile de árbol.

 

– Tahini al gusto. Su sabor es fuerte así que puedes rebajarla un poco con aceite de olive y limón y mezclar muy bien a que quede una pasta que puedas untar en sandwiches, wraps, etc.

 

– Tuesta un poco el pan y úntale la mezcla de tahini, agrega el puño de espinacas y los champiñones guisados y disfruta.

 

– Si tienes mucha hambre y más necesidad de proteína, agrégale un huevo estrellado encima.  ¡Queda delicioso!

 

– Verduras marinadas en cama de aguacate

 

 

Esta receta no me la inventé yo como la otra, sino que la tomé de este blog que tiene buenas opciones: www.youngandraw.com

 

Ingredientes
1 aguacate
1 tomate sin semillas, en cubitos
1 taza de champiñones
1  tza. espinaca o kale
1 C. cebolla morada picada
1/2 c. cúrcuma en polvo
1/2 c. comino
1 C. jugo de limón
1 C. tamari (salsa de soya sin gluten, si no encuentras usa salsa de soya orgánica)
1/2 C. aceite de oliva
Sal de mar y pimienta al gusto
Pizca de hojuelas de chile seco

 

Procedimiento
– Marina por 10 minutos el tomate, los champiñones, espinaca o kale y cebolla en un platón con el tamari, el aceite de oliva, la sal y la pimienta. Mezcla de vez en cuando.

– Mientras, machaca el aguacate con la cúrcuma, el comino, el limón y el chile seco.

– Acomoda el aguacate en el plato y encima agrega las verduras marinadas.

– ¡Y listo!  Si necesitas otra fuente de proteína agrega un puñito de semillas de hemp, girasol o calabaza encima, o también pudieran ser garbanzos o lentejas.

 

Rico, sano y ligero.  ¡Espero les gusten!

 

 

Reproducido 4 veces.
 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    viernes 19 de enero 2018
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •