Columna - Maire
30 de noviembre del 2016

Les cuento que fui a comer con mis hijos a Mâire

Es un restaurante que está en el tercer piso del Metropolitan Center, en avenida Lázaro Cárdenas.
Redacción por: Olga Zambrano

Di con el lugar a mediados de septiembre, cuando mamá estuvo internada en el hospital Zambrano Helión, justo a una cuadra de la plaza. Ya cansada de comida de hospital tenía ganas de relax con un drink, comer rico y echar chal con Andrés y Robi. Gozamos y decidimos regresar.

 

Es un restaurante/oyster bar con espacios interiores y terraza, ambiente relajado y decoración como de cantina. Muy padre. Menú variado, ¡y se antoja todo! Mariscos al grill, poke bowls, sashimis, ostiones y almejas frescas, fuente de mariscos, pesca del día, carnes y pescados al carbón, ensaladas, aguachiles, sopa de fideo con sirloin, tacos, etcétera. Desde que llegamos me puso de muy buen humor entrar al estacionamiento, encontrar lugar fácilmente y que aparte no cobran. Se pasan en las plazas cobrando estacionamiento, prefiero mil veces un lugar con valet y dar propina a andar buscando cajón de estacionamiento lejísimos y de pilón al final encontrar las máquinas para pagar. En fin, eso en Metropolitan Center no es tema.

 

Decidimos pedir al centro y probar varios platillos. Desde hace un buen esa es la dinámica cada que vamos a restaurantes y nos encanta. Docena de ostiones del Pacífico buenísimos. Volaron. Calamares fritos, se veían muy ricos y crujientes pero estaban “chiclosos”, no los pidan. Seguimos con tartar de atún, ya lo habíamos pedido la primera vez. De lujo y la presentación wow. Pedimos también tacos de jamaica y camarón con mayonesa spicy y tacos de costra de rib eye. Deliciosos, no se los pierdan. Las papas fritas trufa-parmesano riquísimas. Por antojados no resistimos el queso frito (empanizado) con salsa de chicharrón prensado. Está bueno a secas, nada espectacular. ¡Nos quedamos con ganas de seguir pidiendo tantas cosas! Son de los lugares que quieres regresar para probar más platillos.

 

El servicio muy bueno. Los precios no son bajos pero si comparo calidad de alimentos vs precio, vale la pena. Por persona, incluyendo bebidas, entre 350 y 550 pesos. Por cierto los drinks bastante buenos, salvo el  Bloddy Mary que a Robi no le gustó. Está mucho más rico el Clamato Mâire. La presentación les va a encantar.

 

No les he contado los postres. Híjole, se ven buenísimos pero no los probamos porque decidimos ir al postre a Montacometa de las Alanís, en su nueva tienda en Río Manzanares, muy cerquita de Centrito. Y al lado está Azúcar Morena (unos cafés deliciosos), que en la siguiente entrega les cuento. En Mâire pides la carta de postres y llega el mesero con un iPad para mostrarte fotos suculentas y descripción. Me quedé con ganas del volcán de gloria. No, no, no. No se imaginan la cajeta con nuez saliendo calientita, derretida del pan. Seguro repito para “postrear” y seguir probando sus delicias.

 

Antes de despedirme, una frase de Isa, mi hija más chica que vive en Atlanta. Le conté de nuestra tarde y me dijo “¿Cómo, mamá? ¡Todo el maldito verano que estuve en Monterrey y no fuimos ahí!”. Jajaja, hasta la próxima 😛

 

#ozk

 
Notas Relacionadas
  • Charly's Taquitos

    Una barbacoa de pozo fuera de lo común y gran variedad de tacos día y noche.
    Recomendaciones
    sábado 18 de noviembre 2017
    Brunch
    Casual
    Rufino Bistro
    Todos los días tienen un menú de working lunch distinto. Por las mañanas escoge un café y algo de panadería.
    Cena
    Urbana
    Bobby Good Burgers
    Hamburguesas de barrio, puedes escoger los toppings que llevará, y el tipo de carne.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •