01 de septiembre del 2017

La frescura del té verde

El mayor reto para consumir el té verde es conservarlo en su estado original.
Redacción por: Claudia Aguilera, sommelier de Té en Hebras Hindie

Los delicados aromas a pasto recién cortado, a flores blancas, a vegetales, algas y frutas, se encuentran presentes en los mejores tés verdes, esos que recién llegan de la fábrica, totalmente frescos.

 

Después del largo viaje que emprenden los tés para llegar a occidente, el mayor reto es conservarlos en su estado original. Por mucho tiempo los mexicanos hemos tomado tés verdes añejos, porque se ignora el tratamiento adecuado para preservarlos. De todas las variedades, los blancos y los verdes son los que se deterioran más rápido. Así como algunos vinos blancos, el promedio de vida de estos tés va de los primeros meses después de su producción, hasta un máximo de un año y medio. Pero si no los protegemos bien, pueden deteriorarse en un par de meses y perder todos sus encantos.

 

Estaría de más hablar de lo que pasa con los tés de sobre, ya se lo pueden imaginar. A pesar de saber que tardarán más de un par de años en vender estos tés, muchos proveedores, con tal de bajar los precios, compran por mayor volumen, importando toneladas.

 

Recuerda que el color que deben de tener las hojas de un té verde que conserva sus niveles de clorofila y que ha sido bien tratado es un verde vivo, en lugar de gris opaco.

 

Para conservar bien un té verde, les recomiendo:

Usar un envase hermético, ya que el aire deteriora las hebras con mayor rapidez.

No utilizar frascos de vidrio, a menos que se guarde la mayor parte del tiempo en un lugar oscuro, para evitar que la luz deteriore el color de las hojas.

No guardarlo en el mismo lugar donde tienes el café o las especias. Las hebras absorben los aromas con mucha facilidad.

Mantenerlo en un lugar fresco, y nunca cerca de máquinas que producen calor o donde pueda darle el sol.

Para disfrutar verdaderamente del privilegio que los asiáticos han gozado por siglos y que los occidentales desconocíamos, lo mejor es consumir los tés verdes dentro de los primeros seis meses.

En el siguiente artículo les platicaré un poco más acerca de estos maravillosos tés y todas sus propiedades. Por lo pronto, es importante que aprendamos a cuidarlos.

 

TIP: Prepara tu té verde favorito con el método cold brew. Déjalo directamente en agua al tiempo, y reserva en refrigerador por ocho horas. Cuela y disfruta sus notas dulces y refrescantes.

 

 

 
Notas Relacionadas
  • La Escondida

    Por su cabrito horneado, gorditas de atropellado y las más de 15 salsas que tiene.
    Recomendaciones
    sábado 23 de septiembre 2017
    Desayuno
    Relax
    Nook
    Prueba los chilaquiles verdes o los waffles con un café especialidad.
    Comida
    Urbana
    Happy Dog
    Sandwiches, burritos, ensaladas, burgers, hotdogs y pizza y más.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •