Columna - Salud - Encuentra el equilibrio
01 de junio del 2017

Encuentra el equilibrio

Las “reglas” no aplican para todos. Toma en cuenta tu bioindividualidad al adoptar un estilo de alimentación que te favorezca a ti.
Redacción por: Sandra Estrada

Nos encanta que nos pasen fórmulas ya probadas con éxito. La dieta que le funcionó a la amiga, lo que hizo el otro para ponerse súper fit y bajar grasa, lo que hace uno para tener más energía y otro para desintoxicarse. Y si es una pastillita o suplemento, o una dieta con menú súper específico, mejor. No queremos batallar.  La queremos fácil. Y queremos tener a quién o a qué culpar si no obtenemos los mismos resultados que nos prometieron. Pero si existiera un solo secreto para lograr estas metas y un solo estilo de alimentación perfecta, creo que ya lo hubiéramos encontrado, ¿no? Ya no habría tantas dietas que nos enseñan totalmente lo contrario, tantos ejemplos de gente que ha logrado lo que quiere haciendo cosas literalmente opuestas. ¿O a poco no conoces a quien mejoró increíblemente su salud y su peso haciéndose vegano, así como al que también lo logró siguiendo una dieta paleo, con altas cantidades de proteína animal?

 

Obvio yo tampoco tengo la respuesta. Lo que propongo es dejar de pensar que es así de fácil y tomar la responsabilidad de tu propia salud explorando qué es lo mejor para ti. Que le entres de verdad al experimento, conociendo y escuchando a tu cuerpo más de lo que escuchas al “experto” o al amigo que te contó la razón de su éxito. Hay que escuchar a todos y luego experimentar, sabiendo que nada te dará más sabiduría que conectarte a tu propio cuerpo.

 

Hay que conocerse. Tanto la edad como el sexo, el nivel de actividad, el tipo de actividad, el nivel de estrés, ¡hasta el lugar donde vives influye! Por ejemplo, hay gente que quema más carbohidrato como combustible y gente que quema más grasa. En ese sentido no puedes seguir la misma dieta que todos.  Cada uno tiene que descubrir cuánto de estos alimentos tolera su cuerpo sin subir de peso. Hay gente que digiere mucho mejor y de hecho necesita más producto animal que otras. Por ello no se sentirá igual que su amigo vegano a quien eliminar este grupo de alimentos le cambió la vida. Hay gente que no tolera mucho tiempo sin consumir alimentos y se encuentra mucho mejor al hacer cinco o seis comidas pequeñas durante el día, y hay gente para quien esto es mucho y no le viene bien. (A mí no me gusta y que me estén forzando a comer se me hace lo más antinatural. De hecho como de más y subo de peso. Me hace mucho más sentido comer sólo cuando tengo hambre y no cenar si no quiero).

 

Hace unos años me hicieron, en el lapso de tres meses, tres pruebas especializadas para saber cuál era el estilo de alimentación adecuado para mí.  Las tres arrojaron resultados tan diversos que resultó de lo más frustrante porque no se podía sacar una dieta de los alimentos que tenían en común los tres. Decidí comer lo que me hiciera sentir bien.  Es un camino lento, de prueba y error, de muchos experimentos. Y sigo sin tener todas las respuestas, pues esto es algo cambiante y dependiente de tantos factores que hay que seguirlo haciendo toda la vida. Pero no me siento tan impotente de que otro me tenga que decir qué comer, a qué hora y en qué cantidad.  Me educo, me informo, pido opiniones, hago mis ajustes… pero me siento en control.

 

Mi punto es un cambio de mentalidad. De buscar allá afuera a escuchar aquí adentro.  La alimentación siempre había sido intuitiva hasta hace algunos años que se complicó con tantas opciones de alimentos procesados y tantas teorías diversas. Sí necesitamos a los expertos, pero al igual que un psicólogo, uno bueno es el que te ayuda a llegar a la solución por ti mismo. Te da información, te apoya y guía en tus experimentos. Te ayuda a llegar a conclusiones, pero sabe que hay muchos caminos para llegar a Roma y que lo importante es encontrar el tuyo. Confía en tu cuerpo, que es el que tiene todas las respuestas. Lo más probable es que tu punto de equilibrio resulte ser un mix de muchas cosas que intentaste.  Un estilo de alimentación que tiene un poco de aquí y de allá, un equis estilo de ejercicio, tal técnica de relajación, etcétera. Y esto empodera porque te da mayor sentido de logro haberlo diseñado solo.

 

¡Ánimo!  A tomar las riendas de nuestra salud y dejar de buscar que una formulita mágica nos resuelva la vida.

 

¡Saludos!

 

 

 
Notas Relacionadas
  • La Escondida

    Por su cabrito horneado, gorditas de atropellado y las más de 15 salsas que tiene.
    Recomendaciones
    sábado 23 de septiembre 2017
    Desayuno
    Relax
    Nook
    Prueba los chilaquiles verdes o los waffles con un café especialidad.
    Comida
    Urbana
    Happy Dog
    Sandwiches, burritos, ensaladas, burgers, hotdogs y pizza y más.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •