01 de julio del 2017

Ciudad de México

Aproveché el puente del 1º de Mayo y me fui de gira gastronómica al antiguo DF, ahora CDMX, con un grupo de amigos.
Redacción por: Olga Zambrano

 

Ya varias veces, en vueltas a la capital, me había quedado con ganas de restaurantes que, por no hacer reservaciones con tiempo, no podía visitar. Ahora sí me apliqué y reservé mesa con un mes de antelación por medio de OpenTable.com en Dulce Patria de la chef Martha Ortíz Chapa, y en Las Alcobas de Polanco el viernes en la noche. Este lugar es color rojo y rosa mexicano que se transforma al llegar a la mesa en todo un festival de colores, texturas y sabores tradicionales de nuestro México, con decoración avant-garde y mucho movimiento.

 

Dulce Patria es alta cocina mexicana, llena de carácter, divertida, creativa, juguetona, minimalista y repleta de detalles al mismo tiempo. Es una experiencia en donde nos volvemos a enamorar de México, de nuestra infancia. Quesadillas, raspados, moles, adobos, tostadas, esquites, frijoles, dulces, gelatinas, panes, aguas frescas, cebiches, chocolates. Todo transformado en alta cocina urbana servida en loza de porcelana y peltre.

 

Llegamos a las 9:30 pm y nuestra mesa estaba lista. Pedí una margarita deliciosa decorada con flores amarillas y moradas contrastando con el color rosado de la bebida. Empezamos con medias órdenes de esquites para todos. Me los habían recomendado mucho y de verdad no se los pueden perder. En lo personal me decidí por sopa de frijol con foie gras y como plato fuerte pato en mole con fritura de plátano macho.

 

Todo lo que pasó por nuestra mesa riquísimo. El servicio impecable. Los postres son tema aparte. ¡Fantásticos! Hay que dejar espacio por lo menos para experimentar uno compartido al centro. Antes de pedir la cuenta llega a cada mesa una sorpresa como punto final a un cuento mexicano lleno de fantasía. No se los platico, ¡hay que vivirlo! No suelo ser tan “poética” al describir mis aventuras culinarias pero este restaurant me lo sacó 😉

 

Apenas voy en el viernes de mi gira a CDMX y todo lo que les quiero contar… Queda pendiente el desayuno en un lugarcito del Bazar del Sábado, drinks y botana en el San Angelín de toda la vida; comida en La Condesa, Mercado Roma y el lunes, antes de abordar el avión de regreso, un brunch en el JW Marriot de Polanco con unos huevos divorciados de poca.

 

¡Hasta la próxima!

 

 

 
Notas Relacionadas
  • La Escondida

    Por su cabrito horneado, gorditas de atropellado y las más de 15 salsas que tiene.
    Recomendaciones
    sábado 23 de septiembre 2017
    Desayuno
    Relax
    Nook
    Prueba los chilaquiles verdes o los waffles con un café especialidad.
    Comida
    Urbana
    Happy Dog
    Sandwiches, burritos, ensaladas, burgers, hotdogs y pizza y más.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •