imagen de Fb @caucaumx
01 de septiembre del 2017

Cebiches, arroces, Perú, San Pedro, Washington

Fui al Cau Cau con mi familia. Es un restaurante peruano delicioso, se los recomiendo muchísimo.
Redacción por: Olga Zambrano

Abrió hace unas semanas. Está frente a la plaza del casco de San Pedro sobre la calle Morelos, justo cruzando la calle del Señor Bigotes de Rodrigo Martínez y contra esquina del Museo Centenario. Es un lugar ideal para pedir platillos al centro y probar de todo.

 

¡Los cebiches y tiraditos de lujo! Tiradito de callo de hacha con espuma de parmesano, de carne flameada con leche de tigre de betabel y emulsión de col morada. Hay que pedirlos ambos. Y el cebiche de la pesca del día con frijoles negros, leche de tigre y chile manzano, ¡espectacular!

 

Me encantan los arroces y acababa de probar unos días antes en Washington D.C. durante un #roadtrip con Isa. El mejor y más delicioso arroz de mi vida en el restaurante Jaleo del chef José Andrés. Él es un español pionero de la cocina molecular.

 

Fue una paella con tres ingredientes protagonistas: lágrima Ibérica, que son los trozos de carne de cerdo que se encuentran entre las costillas. Colmenillas, una seta única que se alimenta de materia orgánica, aromática y de textura muy especial. La han descrito como “una joya gastronómica por la que merece la pena esperar meses para degustar” (llegan en la primavera en regiones de los Pirineos). Y habitas, habas o habichuelas. Sencilla, enorme por lo mismo, y de sabores muy puros. La calidad de cada ingrediente impresionante. Se me deshacía en la boca, ¡que cosa! Una experiencia como pocas.

 

En el Cau Cau tienen un rissotto negro con mariscos en salsa picante y pico de gallo que está cremosito, acidito, perfectamente equilibrado en sabores, texturas, colores y la presentación impecable. Bien puede ser uno de los cuatro mejores arroces de mi vida gastronómica ¡Espectacular!, ¡pídelo!

 

También probamos un lechón confitado que fue mi favorito junto con el rissotto. A mis hijos que son muy aficionados a la carne roja , quedaron súper encantados con el rib eye con espuma de ajo, puré de papa y romero. De hecho lo queríamos repetir, buenísimo. Nos faltó el pulpo que mucha gente me ha contado que está delicioso y muy bien preparado. Próxima visita sin falta. Los postres buenos, normales, nada maravilloso. Les falta un poco en el servicio pero se les perdona porque acaban de abrir y los sabores de los platillos te hacen olvidarlo. Están llenos, hay que hacer reservación. Tienen dos áreas: la terraza y adentro. Son dos restaurants en un mismo lugar con cartas diferentes y ambientes distintos.

 

Felicidades a Esteban López Chapa, sus socios y la chef peruana Kathy Benítez por traer a Monterrey la gastronomía del Perú en todo su esplendor, con ingredientes frescos y de gran calidad. Resultó que Esteban es hermano de una amiga muy querida de Isa. Su mamá, María Hilda Chapa, es conocida mía de toda la vida. Una familia hermosa y emprendedora. Por cierto, tienen platillos regionales como cabrito en cocción lenta y en su jugo.

 

Hasta la próxima, cuando les contaré más de José Andrés en Washington D.C. Ahí sí repetimos: brunch domingo y comida martes. ¡Buenérrimo!

 

 

 

 
Notas Relacionadas
  • La Escondida

    Por su cabrito horneado, gorditas de atropellado y las más de 15 salsas que tiene.
    Recomendaciones
    viernes 22 de septiembre 2017
    Desayuno
    Relax
    Nook
    Prueba los chilaquiles verdes o los waffles con un café especialidad.
    Comida
    Urbana
    Happy Dog
    Sandwiches, burritos, ensaladas, burgers, hotdogs y pizza y más.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  •